Municipalidades buscan establecer la felicidad como objetivo dentro de su gestión

Posted by admin 3 octubre, 2014 Comments are off 1422 views

04
FOTOS: MUNICIPALIDAD DE QUILLOTA

El pasado 25 y 26 de septiembre se realizó el Primer Encuentro Nacional de Municipios por la Felicidad en la ciudad de Quillota. Rodrigo Márquez, Coordinador del Informe de Desarrollo Humano (PNUD) participó como expositor, para compartir la publicación del año 2012, “Bienestar subjetivo: el desafío de repensar el desarrollo”.

Al encuentro asistieron alcaldes, concejales y directivos municipales, buscando generar un espacio formativo y de inspiración que propicie ideas para la implementación de políticas públicas en pro de la felicidad. Esta novedosa iniciativa chilena sigue la tendencia marcada por Bután, nación que en julio de 2011 presentó una propuesta en las Naciones Unidas, denominada “La felicidad: hacia un enfoque holístico del desarrollo”, que fue co-patrocinado por 68 países y adoptada por consenso.

Los alcaldes Christian Vittori (Maipú), en conjunto con Luis Mella (Quillota) han sido promotores de este primer encuentro, el cual busca propiciar la iniciativa e implementación de políticas públicas en pro de la felicidad como indicador. Así es como Maipú, a través de su campaña “Maipú Ciudad Feliz”, es la primera comuna en adoptar esta medida, promoviendo iniciativas que adopten la felicidad como uno de sus ejes, reconociéndola como un objetivo y aspiración universal.

Rodrigo Márquez habló sobre los resultados del Informe de Desarrollo Humano 2012 y de su aplicación a las políticas públicas como estas. También indicó que el informe acompaña esta reflexión sobre posicionar el bienestar subjetivo y la felicidad como un objetivo para el desarrollo, porque habla de los desafíos que hay dentro de este proceso, de los aspectos no trabajados, de las dificultades y obstáculos. Márquez destacó la labor que realizan los municipios al apostar por este proyecto, pero también apuntando a que los datos del Informe del 2012 indican que hay que hacerse cargo de aquellas posiciones que no avalan que las políticas públicas deban necesariamente ocuparse de un objetivo como la felicidad.

En ese sentido, el rol de los municipios es fundamental, pues en algunos casos se transforman en los únicos oferentes de actividades recreativas, como cultura o deporte, para personas que no tienen los recursos necesarios para ello.

Márquez asegura que esta tarea no pertenece a los individuos aislados, sino a la sociedad en su conjunto. “A veces el nivel entre lo privado y lo colectivo se separan, pero nosotros creemos que eso no es así. Si uno quiere propiciar la felicidad de los individuos no basta con decirlo, se necesitan condiciones sociales, espacios, tiempo, recursos. Ese es el desafío”.

Compartir en ...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+